Vega de Yuco

Kintsukuroi es el arte japonés de recomponer lo que se ha roto. Cuando una pieza de cerámica se rompe, los maestros kintsukuroi la reparan rellenando las grietas con oro o plata, resaltando de este modo la reconstrucción. Porque una pieza reconstruida es símbolo de fragilidad, pero también de fortaleza y de belleza.
Los vinos VEGA DE YUCO representan la quintaesencia de nuestra bodega, vinos con una gran personalidad, complejos y llenos de matices que proporcionan una experiencia inagotable para los sentidos.
Ir arriba